Travel: Coquimbo - La Serena

7 de febrero de 2018

¡Holaaa~! ¿Qué tal? (。・ω・。)ノ

Finalmente estoy de vuelta en el blog, y es que me había tomado mis esperadas y merecidas vacaciones con el Negro: nos fuimos una semana a Coquimbo con su familia, por lo que en esta entrada les contaré un poquito de mis días en esta parte del norte de Chile (:

Desde finales del año pasado estaba esperando que llegaran mis vacaciones, y es que decidimos con el Negro visitar a su familia en el norte y aprovechar de descansar por allá durante algunos días. Pedimos permiso en el trabajo y nos tomamos la última semana de enero. Parte del plan era además acampar en el Valle del Elqui, ya que según él las estrellas se veían increíbles.
Ahorita les contaré cómo nos fue (:

LUNES 22
Llegamos a Coquimbo pasadas las 16hrs y la familia del Negro nos estaba esperando en el terminal. Pasamos a dejar nuestras cosas a la casa y luego salimos a pasear, para aprovechar que aún era temprano. Fuimos al centro y visitamos una feria artesanal y pasamos al mercado que estaba en frente, desde donde se veía zarpar el famoso barco pirata de Coquimbo.

 
Convencida por el Negro, nos subimos a un catamarán que estaba pronto a partir. La entrada costaba $3.500CLP pero nos vendieron los dos por $5.000CLP ya que era el último paseo de la jornada.
Al subir nos entregaron chalecos salvavidas y eso es lo que más me puso nerviosa haha Pero gracias al Negro pude mantener la calma y disfrutar el viaje.

Iniciando el recorrido aparece el guía o "Capitán" del barco: Onur Chamberlain O'Ryan, como se hacía llamar, quien entregaba información sobre los al rededores de forma muy entretenida, como que los lobos marinos tienen hasta 25 esposas haha También había una chica sacando fotos que imprimía y colocaba en un calendario muy lindo por $3.000CLP que obviamente compré (No se los muestro porque el Negro dice que se ve mal xd)

 
 
 
Mientras navegábamos por el puerto se podían ver de cerca diversos botes y barcos de carga, además del barco pirata que también hace su recorrido por ahí. Finalizada la charla del "Capitán" nos permiten salir a recorrer el catamarán y sacar más fotos.

 
El recorrido dura al rededor de 50 minutos (Mucho más de lo que esperaba) y además la hora coincidió con la puesta de sol, por lo que todo se teñía de un color cálido y agradable al atardecer.
Terminado el paseo, con el Negro fuimos a comprar pizza para tomar once en casa.

MARTES 23
El plan para este día era ir en la mañana a la Cruz del Tercer Milenio y después a La Serena para visitar el jardín japonés, La Recova y el faro. Sería un día largo, sin duda.

Nos levantamos temprano en la mañana y una tía del Negro se ofreció para dejarnos en el centro cerca de la Mezquita, lugar que dijo que teníamos que visitar.
Cuando llegamos allá nos dimos cuenta que estaba cerrada por reparaciones y abriría al día siguiente pero qué mala suerte así que continuamos con el plan que habíamos hecho originalmente 😅

 
 
Con el Negro no teníamos idea de cómo llegar a la Cruz del Tercer Milenio, así que preguntamos en la calle y nos dijeron que tomáramos cualquier micro o colectivo que dijera "Cruz" y me sentí muy mensa porque tienen hasta el dibujito en los carteles del recorrido 😅 Finalmente tomamos una micro a la que se subió un grupo de scouts que también iban a la cruz, así que al menos no nos íbamos a perder.
La explanada de la cruz es muy grande, como si usara toda la cima y me recordó mucho a la Virgen del San Cristóbal yo siempre pensando en el trabajo

 
 
El ingreso tiene un valor de $2.000CLP por persona. Una vez dentro fuimos a ver el templo (Cuyo altar encontré muy lindo) y vimos otras figuras que recuerdan al Via Crucis.
A un costado del altar hay un museo con la historia de cómo construyeron la cruz y reliquias de algunos Papas. No se pueden sacar fotos en el interior.

Luego subimos las escaleras para ir al mirador. Para mi sorpresa había fila (La verdad es que no me lo esperaba) y estuvimos ahí al menos unos 15 minutos, y es que habían dos ascensores pero sólo estaba funcionando uno #MalAhí

 
Cuando finalmente pudimos subir al mirador me decepcioné un poco. La vista es increíble, si, pero esperaba algo más elaborado: nada más un pasillo (Que al medio topaba con la gente que esperaba bajar) y unas placas conmemorativas junto a algunas cabezas papales y de cardenales.
La verdad esperaba algo un poquito más elaborado, pero el principal atractivo es la vista panorámica de la ciudad. Además la tienda de recuerdos estaba muy escondida y cuando fuimos con el Negro estaba cerrada, yo quería un llavero 😞

Después de la cruz fuimos a almorzar al mall Vivo Coquimbo que hay en el centro. Comimos en la terraza viendo la mezquita a la que no pudimos entrar haha Después tomamos una micro y por $600CLP llegamos a La Serena tras unos 15-20 minutos de viaje (Qué conveniente).

 
Finalmente pude conocer el jardín japonés de La Serena, oficialmente llamado Parque Jardín del Corazón o Kokoro no Niwa (心の庭). En la u tuve que hacer un trabajo sobre lugares turísticos de La Serena y desde entonces que quería conocerlo, y gracias al Negro pude hacerlo realidad ❤️

El ingreso cuesta $1.000CLP por persona. La verdad no recuerdo nunca pagar para entrar a un parque, pero así se ayuda a controlar el acceso y financiar la manutención.

 
 
 
 
 
 
El jardín es hermoso, desde la entrada se aprecia la delicada estética japonesa y además hay un montón de patos revoloteando por todas partes haha También hay un jardín de piedras y un vivero con plantitas estilo bonsái, una laguna inmensa que recorre todo el parque llena de patos, tortugas y pececitos koi y esculturas que le dan ese toque especial. El puente rojo pareciera ser la gran atracción porque siempre hay mucha gente ahí haha

 
 
 
 
 
Me gustó mucho el jardín, está muy bien cuidado y uno se siente como fuera de la ciudad, y estaba tan fascinada que no paraba de sacar fotos xd Sin embargo creo que se le podría sacar más provecho si vendieran recuerditos de estilo japonés o algo así, estoy segura que más gente como yo estaría dispuesta a comprarlos haha

Luego de visitar el jardín nos fuimos caminando hasta La Recova, el principal mercado de La Serena. En la entrada están los puestos con artesanías y en el segundo piso los restaurantes, pero nosotros sólo íbamos a comprar recuerditos.
La verdad yo esperaba encontrar the real artesanías pero las cosas que vendían eran como hechas al por mayor en China. Así y todo es un lugar muy pintoresco y lleno de vida.

Y como estábamos en La Serena no podía quedarme sin conocer el Faro Monumental, así que decidimos ir caminando desde La Recova. Nunca pensé que sería tanto haha
Caminamos por la Avenida Francisco de Aguirre, que es un museo a cielo abierto con numerosas y bellas esculturas.

A mi me encanta caminar pero tenía mucho calor y por algún motivo no había sombra en ningún lugar, el sol me daba directo en la cara y por más que caminábamos nunca veía el faro. De verdad que se me hizo eterno.
Ya casi cuando me daba por vencida vi que faltaba poco, porque a lo lejos se veía el faro y había gente caminando con chalas y toalla y la tierra se iba haciendo arenosa, indicio de que nos acercábamos a la playa.

Cuando finalmente llegamos al faro pensé "¿Para esto caminé tanto?" me pareció tan fome xd Nada más el faro. No se podía entrar, no habían puestos, guías, nada. A un costado había una oficina de información turística pero nada más. Siendo la principal postal de La Serena creo que podría promocionarse más para que la gente quiera ir a visitarla más que verla a lo lejos y saber que está ahí.
Me devolví a Coquimbo con la sensación de que había hecho la caminata de mi vida al sol y para nada.
El Negro tenía razón cuando decía que me iba a decepcionar haha

MIÉRCOLES 24 
 
Nos levantamos temprano y con el Negro arreglamos la mochila y nuestras cosas para irnos al Valle del Elqui: acamparemos por una noche para ver las estrellas.

Tomamos un bus en el terminal de Coquimbo hacia Pisco Elqui, y viajamos por al rededor de 3 horas pasando por las localidades de Paihuano y Vicuña, además del Embalse Puclaro. El conductor se detuvo muchas veces y ya me estaba sofocando el calor, sólo me quería bajar pronto xd

Llegamos a la plaza de Pisco Elqui a eso de las 16hrs y fuimos al camping Los Pipiolos, que el Negro ya conocía. Armamos la carpa y hacía tanto calor que el Negro se metió a un río que estaba frente a nuestra carpa, yo me refresqué con sólo meter las patitas porque el agua estaba muy fría haha Pero en lo que me cambié el pantalón para ponerme short me comieron los zancudos.

Después el Negro fue a comprar empanaditas (No habíamos almorzado) y otros víveres mientras yo buscaba ramitas para hacer el fuego, y aproveché de recorrer un poco el lugar. Me sorprendió la calma del valle y que pese a lo seco y desértico que se ve permita que crezca vegetación si se trabaja la tierra. Sin duda es un lugar hermoso, pero hace mucha calor y casi no hay sombra xd

Mientras caía la noche el Negro se puso a hacer el fuego, un fuego que duró 3 horas y nos mantuvo calentitos. Una vez que se apagó nos envolvimos en las frazadas y salimos a la oscuridad del valle a ver las estrellas. No se veían como en el Desierto de Atacama (Que yo esperaba que se vieran así) pero nunca había visto tantas estrellas. Con el Negro nos entretuvimos reconociendo constelaciones y viendo satélites con sus luces de colores, además la luna brillaba tanto que hasta daba sombra.

Lo único molesto es que cada vez que abríamos la carpa se llenaba de mosquitos xD Pero son cosas que pasan.

JUEVES 25 
 
Nos levantamos a eso de las 8am a desarmar la carpa y ordenar nuestras cosas para volver a Coquimbo. Lo que más quería era ducharme xd
En la plaza tomamos un bus que llegaba hasta La Serena, por lo que luego tendríamos que tomar micro hasta Coquimbo y después el colectivo a la casa, cargando las mochilas xd

Llegamos pasadas las 13hrs. Finalmente me di una ducha, almorzamos y nos echamos a dormir toda la tarde. Cuando nos levantamos fuimos a jugar con el primo pequeño del Negro a una plaza que había cerca: hicimos algo productivo ese día haha

VIERNES 26
Para este día no teníamos ningún plan. Había pensado en ir a Totoralillo pero una tía del Negro iba a La Serena así que le pedimos que nos dejara en Avenida 4 Esquinas, ya que según él había una feria artesanal.

El negro tan cool y yo tan salamandra de seguridad
Llegamos a la costanera y la famosa feria artesanal de la que hablaba el Negro estaba cerrada. Por suerte, justo al lado había un local para arrendar bicicletas: $3.000CLP por una hora. Afortunadamente en la costanera hay una ciclovía, así que pedaleamos hasta el Faro, nos dimos la vuelta y llegamos al límite con Coquimbo, cerca del casino (Me sentí toda una deportista) pero el problema es que había que pedalear de vuelta haha Pero ir en la bici con la brisa marina pegándote en la cara, mirando el mar es mucho mejor que andar en Santiago, chocando con autos y peatones.

 
Después de entregar las bicicletas nos pusimos a caminar sin rumbo fijo, pero habíamos pedaleado tanto que nos bajó el hambre xd Así que pasamos a Playa Jamaica, un local en la costanera junto al mar.
Nos comimos medio kilo de papitas rústicas que venían con unas salsas muy elaboradas, de ajo, pimentón y aceitunas pero yo soy una persona sencilla así que pedí el ketchup xd Me refresqué con una limonada y el Negro con juguito de frambuesa.

 
 
Luego de comer seguimos caminando, fuimos a una feria artesanal (Que no recuerdo su dirección exacta) y el Negro me regaló un sombrerito para el sol. Y como ninguno de los dos se decidía a ir a tomar la micro optamos por llegar a Coquimbo a pie. Caminamos por la costanera, junto a la ciclovía por tal vez dos horas, pero pude conocer mejor la ciudad. Pasamos junto a una caleta de pescadores, diversas plazas de ejercicio con maquinitas de colores y casi llegando a Coquimbo, en la playa, había como un imperio de gaviotas bebé, de verdad que eran muchas haha
Llegamos al centro completamente agotados, tomamos el colectivo hasta la casa y a descansar las piernas.

SÁBADO 27 
 
 
Este es nuestro último día en Coquimbo, y después de almorzar junto a la familia del Negro nos fuimos todos juntos a la playa en 4 Esquinas, donde mismo fuimos ayer. Nos instalamos en la arena, fui a mojar mis patitas y nuevamente salimos a pedalear en bici por la costanera, sólo que estábamos un poco más cansados xd

Ya de vuelta en la casa tomamos once con empanaditas que compró la abuela. Y como era nuestro último día nos pusimos a jugar cartas, hicieron panqueques y después fuimos a comprar papitas.
Comimos mucho, por suerte no me enfermé xd
Pasar esta semana junto al Negro y su familia en el norte es algo que atesoraré muchísimo. Disfruté cada día, conocí lugares que tenía en mi lista de hace tiempo y que en verdad no pensaba que pudiera visitar: lugares que siempre sonaban tan lejanos para mi. Además su familia fue muy amorosa conmigo, me siento llenita de cariño haha Y además de visitar lugares nuevos tuve nuevas experiencias, como subirme a un catamarán y acampar. Sin duda esta es la  mejor forma de comenzar el año (:

¿Ya se tomaron vacaciones? ¿Qué han hecho este verano?

¡Nos vemos en un próximo post! (。・ω・)ノ~さようなら~
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

  1. Ay Chise, nunca había añorado tanto mis vacaciones este verano como en este momento viendo tus fotos haha. Yo no estoy de vacaciones T-T aunque igual he echo bastante más que otros meses haha bueno ya leíste mi entrada de enero xD. Me alegra que hayas ido de vacaciones a esos lugares tan bonitos, y que te hayan tratado con mucho cariño, eso es muy bacán, además se nota que tu pololo es apañador xD eso es genial tmb. Con esas fotos me recordaste a mi gira de estudio en 2° medio (hace uff años jaja) porque visitamos exactamente los mismos lugares jaja y oye!! me acabo de enterar que no podías tomar fotos dentro de la cruz xDDDD yo esa vez le saqué foto a todo jajajaja me van a llevar presa. Tmb conocí la mezquita por dentro, recuerdo que nos hicieron sacarnos los zapatos y tampoco podíamos sacar fotos, pero ahí si obedecí haha.

    Luego fuimos al observatorio de Coquimbo a ver las estrellas una noche, pero estaba nublado así que solo nos dieron unas charlas tan fomes que recuerdo que me dormí jajajaja luego no recuerdo porqué pero bajé antes con unos compañeros y en medio del camino (era bosque) y recuerdo que se nos apareció una persona media fantasmal porque lo alumbramos con una linterna y no le veíamos la cara xDDDDDDDD salimos corriendo y gritando (los profes pensaron que nos estaban matando) jajajaja.

    Hihi espero que hayas regresado con muchas ganas y energías para el año <3 un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola linda!
      Haha me da un poco de penita que te haga desear vacaciones y no las puedas tomar, lo siento u.u En mi caso me tomé vacaciones pero no hice la práctica en el verano como lo han hecho mis compañeros en la u, por lo que este semestre me toca ir a clases, hacer la práctica y trabajar para pagar mis cuentas, a veces me arrepiento un poquito pero recuerdo las fotos y se me pasa xD
      Qué genial que ya conozcas estos lugares, en mi caso todo era nuevo. En la Cruz si se pueden sacar fotos, sólo está prohibido al interior del museo y fue una lástima no poder entrar a la Mezquita haha pero será para una próxima vez

      Cuando iba en el liceo habíamos planeado varias veces hacer una gira de estudios pero nadie nunca se puso de acuerdo, y nunca pudimos juntar la plata xd Pero igual me haces recordar viejos tiempos, en los que no tenía que trabajar ni ser una adulta haha

      ¡Saludos linda! ❤️

      Eliminar
  2. Como extraño Coquimbo!! Si bien la ciudad es demasiado viejo, tiene una costa increible y una costanera digna de caminarla de punta a punta. Me faltó disfrutar más sus playas cuando fui, pero sin dudas es para volver. Tampoco subi al mirador, no sabia que habia.
    La Serena me encanto la ciudad, super colonial pero no conocí sus playas tampoco.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola linda!
      Qué genial que conozcas estos lugares de Chile haha Para mi fue todo una experiencia nueva. Me gustó Coquimbo porque se ve más pequeño, como más familiar, en cambio La Serena me recuerda mucho Santiago que es donde vivo, y tantas tiendas y autos en la calle me agotan un poco, pero es el gusto de cada quién.
      Hay muchos lugares interesantes para visitar, ojalá puedas volver (:

      ¡Saludos! ❤️

      Eliminar
  3. Hola linda! Me encantaría cruzar el charco y poder conocer ciudades así, todavía no he salido de Europa y creo que por el momento no lo haré hasta el año que viene cuando vaya a Japón... pero es que por las fotos se ve un lugar tan bonito que dan ganas de visitarlo! De verdad me gustaría mucho conocer Chile, y también Perú, son los dos destinos que tengo fichados de esa parte de América. En realidad hay tantos lugares que quisiera visitar que no me va a dar la vida, Jajaja. Como buena isleña, me encantan los lugares donde haya mar/océano, esas vistas y paisajes me chiflan, y el jardín japonés me recuerda un poco a uno en el que estuve hace poco en Francia, aunque ese se ve más grande y más bonito. Veo que disfrutasteis a tope de vuestras merecidas vacaciones!!
    Me ha encantado el post. Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola linda!
      En mi caso es lo contrario, me encantaría conocer Europa, he visto tantos lugares maravillosos con castillos y paisajes sacados de cuentos. A mi también me gusta mucho el mar porque vivo en una ciudad cercada por montañas y sólo tengo la oportunidad de ver el océano cuando salgo de vacaciones haha
      ¡Qué genial que viajes a Japón! Espero que disfrutes mucho ese viaje y visites muchos lugares, a mi me gustaría conocer Kyoto porque es más feudal y me gusta la historia de los samuráis haha

      ¡Saludos linda! ❤️

      Eliminar
  4. Hola hermosa! Yo vivo en Viña del Mar, pero en verano me encanta ir a Pucón, es mi lugar favorito en el mundo, aunque me gustaría ir el próximo año a Coquimbo, dicen que allá es super rico estar en la playa ;)
    Me gustan mucho este tipo de "bitácoras de viaje" por llamarlo de algún modo, así conozco un poquito más lugares que ni he pisado jajaj.
    Besotes;) Aquí tienes tu lectora nueva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola linda!
      Qué genial vivir en Viña del Mar, es una ciudad muy linda (La verdad muero por irme fuera de Santiago haha) El año pasado visité Viña y Valpo y de verdad me gustó mucho. También pude conocer Coñaripe con mi familia y pasamos por Pucón, el volcán se ve desde todos lados haha
      Ojalá pudieras ir a Coquimbo, esta fue primera vez que iba y me gustó todo, tiene su propio encanto y hay lugares muy lindos para visitar.

      ¡Saludos linda! ❤️ Gracias por leer el blog

      Eliminar

¡Gracias por leer el blog! ❤️