Travel: Santuario de la Inmaculada Concepción

8 de noviembre de 2016

¡Holaaa~! ¿Qué tal? (。・ω・。)ノ

Gracias a mi nuevo trabajo he tenido un poco más de tiempo libre para descansar y ponerme al día con algunos pendientes de la u, también pude terminar algunos bordados c:
El día de hoy les hablaré sobre un lugar que se ha hecho sin duda mi favorito: el Santuario de la Inmaculada Concepción, ubicado en la cumbre del cerro San Cristóbal.

Hace no mucho comencé a visitarlo, principalmente porque venía con mi papá y ahora por mi trabajo de vez en cuando trato de pasar un tiempito ahí. El Santuario tiene muchos visitantes a diario, es un ícono de la ciudad y la Virgen se puede ver desde casi todo Santiago (Si la nube de smog lo permite) Además, llegar a pie hasta la cumbre es todo un logro deportivo hehe

No soy una persona muy religiosa y menos aún vengo a evangelizarlos xD Sólo les compartiré la belleza y tranquilidad de este lugar tan importante dentro del Parque Metropolitano.

El Santuario de la Inmaculada Concepción está ubicado en la cima del cerro San Cristóbal, a 860 metros sobre el nivel del mar. Se puede llegar caminando desde el acceso Pío Nono (Metro Baquedano) en un recorrido que toma aproximadamente 1 hora, ya que son unos 6 kilómetros de distancia hasta la Virgen. Otra alternativa es el  Funicular con un costo de $2.600 CLP (Ida y vuelta hasta la Cumbre) durante el fin de semana o en Taxis Autorizados del parque, los que se estacionan a la entrada de Pío Nono y cobran $4.000 CLP.

Ahora, hablemos un poco sobre la historia del Santuario: en el año 1854, en Roma, se definió el dogma de la Inmaculada Concepción de María, esto quiere decir, en palabras simples, que la Virgen es libre del pecado original. Tres años después, el Papa Pío IX mandó a hacer una escultura de la Virgen en conmemoración de este dogma, la cual se colocó sobre una columna en la Plaza España, ciudad de Roma.

En 1904, en Santiago de Chile se propone realizar una celebración importante con razón del cumplimiento de los 50 años desde que se definió el dogma de la Inmaculada. Para esto, las Monjas Teresianas donaron un terreno en la cumbre del cerro San Cristóbal al Arzobispado de Santiago, con el fin de ubicar ahí una imagen de la Virgen. Para el 8 de diciembre del mismo año, se colocó la primera piedra del Santuario, el cual terminaría su construcción en 1908.

La Virgen del San Cristóbal es una reproducción de la Virgen de Roma, de Giuseppe Obici, que el papa Pío IX mandó esculpir. Mide 14 metros de alto (Pesa unas 37 toneladas) y está posada sobre una cúpula de 8,3 metros de alto en cuyo interior descansa un Evangelario, regalo del Papa Juan Pablo II en su visita a Chile en 1987. Esta cúpula permanece cerrada para proteger el Evangelario de posibles daños, pero se abre a público para la festividad de María el 8 de diciembre de cada año.

Es muy común ver gente en los pies de la Virgen, ya sea disfrutando de la vista o descansando, ya que muchos de los que visitan el lugar suben a pie. Sentarse unos 5 minutos y sólo mirar la ciudad es sin duda una inyección de calma.

La vista desde la Virgen es simplemente maravillosa, ya que es el punto más alto del cerro. A mi me encanta ya que me puedo quedar mucho rato mirando e intentando ubicar edificios y otros lugares de la ciudad desde la altura. Por suerte, el día que visité me tocó despejado y sin mucho smog c:

Bajando desde la Virgen están las bancas del Altar Mayor, donde se ofician misas de festividad o a las que concurre un mayor número de gente. Como esto no es muy seguido, por lo general sirve a los visitantes para que descansen. ¡POR FAVOR! No es lugar de pic-nic.

A un costado de las bancas está el memorial Acoger, donde se guardan las cenizas de aquellos que han partido. Es un lugar un tanto "escondido" y de profundo recogimiento y oración, ya que es común ver gente que recuerda a sus seres queridos. Si visitan este sector, háganlo con especial respeto.

 
Esta es la Capilla de la Maternidad de María, aunque en rigor es una Iglesia. Fue construida al rededor de 1932 y está decorada con esculturas y frescos de Peter Hörn, los cuales fueron recientemente restaurados. Muchos de los visitantes que suben hasta el Santuario se detienen aquí para rezar, aunque la gran mayoría sólo entra de curiosidad y para tomar fotos. Dentro de todo, es una capilla muy hermosa.
Se ofician misas todos los domingos a las 10:30am y 12hrs.

Finalmente, está la Librería del Santuario. Aquí se pueden encontrar rosarios, biblias y diversos artículos religiosos junto a recuerdos turísticos de la ciudad. También hay muchas postales que se pueden depositar ahí mismo en una casilla de correos. Les recomiendo enormemente que pasen la librería, la atención es excelente.
Su horario es de 10am a 18hrs, todos los días del año.
En lo personal, disfruto mucho venir al Santuario porque se respira tranquilidad, además es entretenido ver todas las personas que llegan, entre "deportistas" y turistas que entraron sólo por conocer el cerro, pero terminaron subiendo hasta la cima para llegar a la Virgen.
Sólo recuerden que por más que esté en el Parque Metropolitano del cerro San Cristóbal, es un Santuario, por lo que debe ser visitado con el respeto que es debido.

¿Ya han visitado este lugar? ¿Lo han hecho a pie? ¡Es agotador!

¡Nos vemos en un próximo post! (。・ω・)ノ~さようなら~

1 comentario:

  1. Hola Javi, Me gusto mucho tu articulo sobre el cerro San Cristóbal. Ahora gracias a ti me siento un poco más culturizada con el lugar, además de que aún no tengo la oportunidad de ir, me diste a conocer más lugares que creo nunca haber escuchado.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer el blog! ❤️